Logo_Bulletin




[Nyeleni - Via Campesina - Newsletter, Bulletin, Boletin]

Portada del sitio > Nyéléni Forum 2007- Español > Prensa > Cobertura del Foro > La agricultura sin plaguicidas químicos ni transgénicos es indispensable para (...)

24 de febrero 2007

La agricultura sin plaguicidas químicos ni transgénicos es indispensable para alcanzar la soberanía alimentaria

Entrevista de Radio Mundo Real

Sábado 24 de febrero de 2007, por maitreuweb

Selingué, 24 de febrero - La Red de Acción en Plaguicidas y sus
Alternativas para América Latina (RAP-AL) es una estructura que nuclea
a organizaciones sociales, organizaciones no gubernamentales y
organizaciones de base, y que busca combatir el modelo de producción
agrícola denominado "revolución verde", promoviendo a su vez la
implementación de formas alternativas de agricultura que se aparten
del uso indiscriminado de plaguicidas.

RAP-AL es la sección latinoamericana de Pesticide Action Network
(PAN), una organización que opera en Asia, África, Europa, América del
Norte y América Latina, y que fue fundada en el año 1982 luego de que
varias organizaciones ambientalistas decidieron reunirse en Malasia
para ver en qué se había avanzado desde la Conferencia de Estocolmo
sobre el Hábitat de Naciones Unidas, que había sido llevada a cabo en
1972.

Allí, las organizaciones coincidieron en una lista de tóxicos que
resultaban perjudiciales a nivel mundial, entre los cuales los
pesticidas químicos reflejaban un problema común que no estaba siendo
atendido, por lo cual decidieron establecer una red que facilitara la
coordinación de esfuerzos.

En el marco del Foro de Soberanía Alimentaria, Radio Mundo Real
dialogó con Elsa Nivia, Coordinadora Regional de RAP-AL, quien nos
acercó la posición de esta red de organizaciones dentro del evento.

Según señaló Nivia, el concepto de soberanía alimentaria no puede
separarse del trabajo que realiza RAP-AL, debido a que el uso de
plaguicidas se levanta sobre justificaciones falaces, que se
impusieron sobre la base de argumentos sumamente cuestionables que
favorecieron a los grandes propietarios de tierras, perjudicando a los
agricultores de menores recursos.

"Esto de que la agricultura de la ’revolución verde’ incrementó
rendimientos en alimentos, y que entonces esto ha resuelto el hambre
del mundo, pues ya también sabemos que está totalmente cuestionado.
Por una parte sabemos que el problema del hambre no es actualmente por
falta de producción de alimentos, incluso se producen suficientes
alimentos para alimentar al mundo, el problema sabemos que es de
acceso a los alimentos", puntualizó Nivia.

Posteriormente, la Coordinadora Regional de RAP-AL continuó explicando
acerca de los riesgos de los monocultivos y del uso de transgénicos,
los cuales incrementan de forma indefectible la utilización de
plaguicidas.

"Realmente, las multinacionales que están imponiendo el uso de
semillas transgénicas saben que es para mejorar su negocio de venta de
venenos, y resulta que una agricultura que dependa de semillas
importadas, que dependa de tecnologías que solamente están bajo el
control de las multinacionales, y que dependa de los insumos químicos
que venden algunas multinacionales, no es una agricultura que permita
la soberanía alimentaria, absolutamente nunca. Por eso uno de nuestros
lemas es ’la agricultura sin plaguicidas químicos ni transgénicos es
posible e indispensable para alcanzar la soberanía alimentaria’ ",
recalcó.

Dentro del Foro de Soberanía Alimentaria, Nivia explicó que el aporte
de RAP-AL sería el intentar apoyar a las organizaciones de base, "a
los hombres y mujeres en el campo, que son quienes tienen en su mano
tomar las decisiones y promover los cambios", señaló.