Logo_Bulletin




[Nyeleni - Food sovereignty - Newsletter, Bulletin, Boletin]

Portada del sitio > Los boletines Nyéléni en español > Boletín núm. 22 - Nutrición y Soberanía Alimentaria > Boletín núm. 22 -Voces desde el campo

Boletín núm. 22 -Voces desde el campo

Lunes 15 de junio de 2015, por Manu

Voces desde el campo 1
La alimentación y nutrición en nuestro Chile bajo el modelo neoliberal

MMM-Chile,www.marchamujereschile.cl

El modelo neoliberal en Chile transforma la economía bajo un sistema de privatización de bienes y servicios como la educación, la salud y la previsión social y separó drásticamente los barrios ricos de los pobres. Si usted no quiere ver la pobreza, nunca la encontrará, porque la planificación territorial moderna desarrolló grandes avenidas y túneles de acceso directo que van desde el aeropuerto hacia la gran ciudad, trasladando a las y los empresarios e inversionistas rápidamente a los barrios altos. Ese es nuestro Chile actual: altamente extractivista y con una brecha económica que nos ubica entre los siete países con mayor inequidad y mal distribución de la riqueza.

La alimentación y nutrición de la población cambió paulatina y desfavorablemente bajo este modelo neoliberal al punto de llegar a sustituir nuestra dieta equilibrada en la cocina chilena. La transformación agrícola de los campos en el proceso de contra reforma agraria produjo una concentración de la tierra para la producción de frutas y viñedos de exportación, eliminando los cultivos tradicionales, asfixiando al campesinado que ha emigrado masivamente a las ciudades y convirtiéndoles en trabajadoras y trabajadores de mano de obra barata. De ese modo se produce un doble efecto: primero, ya no se produce la diversidad de frutas, cereales y verduras que disfrutábamos en nuestra mesa y segundo, la ciudadanía ha dejado de consumir la alimentación casera que proviene principalmente del campo para recibir la alimentación chatarra que ingresó en gloria y majestad junto con las grandes corporaciones y transnacionales que atentan contra la soberanía alimentaria de los pueblos.

El impacto negativo del modelo sobre los campesinos y campesinas ha repercutido considerablemente en las mujeres, afectándolas directamente desde hace décadas. Lo que se caracterizó como “la feminización de la pobreza” ha producido al aumento de la migración, abandono temprano de los estudios, precarización e inestabilidad laboral, y daños crónicos a la salud por efecto del uso indiscriminado de plaguicidas en las plantaciones donde ellas trabajaban (malformaciones congénitas, abortos espontáneos, etc.). En los tiempos actuales, por efecto directo de la malnutrición de mujeres en edad fértil, es muy común observar que se diagnostica diabetes gestacional en las madres embarazadas.

La mal nutrición ha aumentado considerablemente, al punto que se presenta un alto índice de obesidad en la población adulta, con un porcentaje que alcanza el 20% de niños y niñas obesas menores de seis años. La relación natural que existía entre la ciudad y el campo se ha perdido sistemáticamente y la frase acuñada hace décadas “directamente del productor al consumidor” ya no existe.
Lamentablemente la población en general, no ha tomado conciencia que esa conexión produce un comercio justo de alimentación sana, y libre de agro tóxicos y pesticidas que no dañan su salud, en cambio la alimentación chatarra a la larga es más costosa, porque presenta excesos de carbohidratos y azúcares que le provocan efectos colaterales y causan enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Voces desde el campo 2
Cuando se trata de lengua, fronteras y ganado, la nación de Mongolia es próspera (ZunduinDorj)

Munkhbolor (Bolor) Gungaa, miembro de la Alianza de Pueblos Nómadas Indígenas de Mongolia, Mongolia.

Una mala gestión del control y la propiedad de la tierra por parte de los pastores nómadas en Mongolia han permitido que los inversores extranjeros arrienden gran cantidad de tierras con fines comerciales e incrementado la concentración de la propiedad agrícola y el oligopolio de terratenientes en el país.

Según el Banco Mundial, la minería ha conducido a un rápido crecimiento económico de Mongolia, pero la realidad para quienes viven cerca de las minas es muy diferente. La contaminación ha tenido un impacto sobre todos, pero quienes más han sufrido el gran empobrecimiento han sido las comunidades de pastoreo nómadas. Los pastos de sustento vital, las fuentes de agua y los campos de uso por temporadas desaparecen con las minas a campo abierto y la construcción de carreteras y vertederos y la extracción de agua que implica la industria minera [1]. La explotación minera ha producido una escasez de campos de pastoreo para animales y de fuentes de agua, obligando a los pastores a que abandonen su estilo de vida nómada y se trasladen a zonas urbanas en aras de su supervivencia. La población en la capital Ulán Bator ha aumentado con rapidez como consecuencia del éxodo forzado y masivo que ha hecho que muchas familias dedicadas al pastoreo tengan que asentarse en zonas urbanas sin su consentimiento libre, previo e informado, debido a la pérdida del sustento en sus campos habituales. La migración a centros urbanos ha tenido un impacto negativo sobre los nómadas mongoles que han perdido sus conocimientos tradicionales en relación con la seguridad alimentaria y la nutrición.

Mongolia está en el corazón de Asia Central y posee un vínculo espiritual e histórico con la riqueza de la cultura nómada y su cocina “a caballo” [2]. Los mongoles, como descendientes de Gengis Kan, ya sean quienes toman las decisiones o pastores nómadas, están bendecidos y nunca caerán de rodillas, pero se mantendrán aun con mayor esplendor sobre sus hombros. Como descendientes de las grandes reinas de la sabiduría, las mujeres mongolas y sus hijos tienen derechos históricos para vivir en sus tierras de origen y dar de comer al mundo con alimentos sostenibles y nutritivos de generación en generación. La continua explotación de sus tierras de origen afecta a las mujeres de una manera más concreta, dado que las obliga a abandonar su papel de guardianas de la seguridad alimentaria y eso también genera problemas de salud, especialmente con relación a las malformaciones de nacimiento en los recién nacidos.


[1Global Development Professional Network, http://www.theguardian.
com/global-development-professionals-network/2015/mar/09/
mongolian-nomads-displacement-mining-impact-development-projects

[2La cocina a caballo” se refiere a la historia y al modo de vida de los pueblos nómadas mongoles. Se desplazaban largas distancias utilizando sus caballos y comían sus comidas en el trayecto, montando a caballo.