Logo_Bulletin




[Nyeleni - Food sovereignty - Newsletter, Bulletin, Boletin]

Portada del sitio > Los boletines Nyéléni en español > Boletín núm. 32 - Justicia Climática > Voces desde el campo

Boletín núm. 32 - Justicia Climática

Voces desde el campo

Jueves 14 de diciembre de 2017, por Manu

Voces desde la COP23

Manuel Pereira Araujo, MOKATIL - Timor Oriental:
Para nosotros, la Tierra es nuestro cuerpo, el agua es nuestra sangre y la luz del sol es nuestra energía.

Marthin Hadiwinata, Kesetuan Nelayan Tradisional Indonesia (Unión Tradicional de pescadores artesanales de Indonesia) - Indonesia :
Las Naciones Unidas están promoviendo el “carbono azul” como solución frente al cambio climático. El carbono azul es el carbono que almacenan los ecosistemas costeros, como los manglares. Los manglares pueden absorber un volumen de carbono diez veces superior al de un bosque virgen. No obstante, los llamados programas de carbono azul son parecidos al REDD (reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques).El problema es que estos sistemas excluyen a la gente que a través de las generaciones ha dependido de los ecosistemas costeros para obtener alimento y medicinas. Los sistemas de carbono azul también están conduciendo a la criminalización de los pescadores artesanales. Con arreglo la Ley de Costas de Indonesia, se puede detener y acusar a los que traten de acceder a esos manglares “protegidos”. El carbono azul perjudica aún más a la gente al privatizar sus medios de subsistencia.

Katia Avilés-Vásquez, Organización Boricuá para la Agroecología - Puerto Rico :
En Puerto Rico, después del huracán de septiembre de 2017, las fuerzas de la naturaleza se convirtieron rápidamente en problemas sociales desastrosos creados por los hombres en el poder. Las más afectadasfueron lasmujeres. Prácticamente en todas las brigadas de trabajo que se establecieron para conseguir recursos para la población, la principal emergencia fue llevar a las mujeres a lugares seguros: si antes padecían condiciones abusivas, estas se agravaron hasta convertirse en una cuestión de vida o muerte. En un caso, en Vieques, usamos una maleta enorme que habían traído llena de comida, para ayudar a una mujer a escapar de la violencia. Las mujeres se llevan la peor parte cuando sucede una catástrofe. Pero también asumimos el papel principal en la recuperación.
Casi todas las brigadas de trabajo están formadas por mujeres. Pero los portavoces y los responsables de tomar las decisiones suelen ser siempre hombres, porque las características que se asocian a los que toman el micrófono y se ponen de pie son casi siempre características masculinas. Nos enseñan a rechazar lo femenino. Si hablamos de una transición justa en la region caribeña es muy importante impugnar esa noción de lo que se considera fuerza, de lo que se considera liderazgo, y lo que se considera éxito.
La Madre Tierra es femenina. El poder de la feminidad nos envía un huracán para sacudirnos y recordarnos que esos hombres tienen que abandonar su adicción al petróleo y a los combustibles fósiles.

Massa Koné, Convergencia Global de las Luchas por la Tierra y por el Agua - Mali :
Para nosotros fue importante mostrar nuestra resistencia participando en la COP23. Primero, yo creo que de entre las numerosas acciones que realizamos en la COP23, la acción directa Ende Gelände (‘De aquí no pasa”) contra la enorme mina de carbon en Alemaniafue altamente simbólica.Alemania no debería haber organizado la COP23 teniendo esa enorme mina a cielo abierto. Es como si se estuvieran riendo de nosotros. En segundo lugar, creo que el sistema capitalista está acabando con el planeta. Lo va a asfixiar. Por eso necesitamos converger juntos para presentar propuestas concretas que nos saquen de donde estamos.
Lo que debemos hacer es acercar los intereses de las distintas corrientes: los campesinos, los pescadores artesanales, los pastores, todos juntos. No podemos desarrollar una respuesta para una sola corriente, sino para todas juntas. Todas ellas obtienen sus respuestas a través de soluciones concretas, lo que llamamos agroecología y soberanía alimentaria. Esta propuesta incluye el reconocimiento de los derechos communes, la autonomía para el uso de las semillas, y la autonomía para todos los que participan en la producción de alimentos. En algún momento, según vayamos creciendo, conseguiremos ser una gran masa que se oponga al sistema. Esa masa hará de amplificador de nuesta lucha. Conseguiremos resultados el día que haya una gran masa de gente que se levante contra el sistema.


Fanny Métrat, Confédération Paysanne - Francia:

Las soluciones que los gobieros han propuesto durante la COP23 benefician a las multinacionales. Los gobiernos nunca hablan de reducir la dependencia del consumo de combustibles fósiles y de los residuos. En su lugar, hablan de mercados de carbono. Los mercados de carbono dan a las grandes empresasque tienen más dinero la capacidad de pagar para seguir contaminando.
Los mercados de carbono son una falsa solución porque promueven los beneficios de las grandes empresas. Los gobiernos y las grandes empresas piden a los campesinos que acepten los organismos genéticamente modificados y todas las últimas tecnologías modernas y a la vez siguen promoviendo las grandes explotaciones ganaderas industriales.
Es importante que reconozcamos que las falsas soluciones están ancladas en el patriarcado. Los hombres acaparan las mesas de negociación y los consejos de las empresas. Son los hombres de la COP23 los que deciden qué falsas soluciones van a implantar. En cambio, en La Via Campesina la lucha feminista es muy fuerte. Nosotros comprendemos la importancia de la revolución feminista. Y con una paridad de género cada vez mayor en La Via Campesina, conseguiremos convertirnos en una estructura que recupere con fuerza de la voz del feminismo.