Logo_Bulletin




[Nyeleni - Food sovereignty - Newsletter, Bulletin, Boletin]

Portada del sitio > Los boletines Nyéléni en español > Boletín núm. 33 - Niños, niñas y Soberanía Alimentaria > Voces desde el campo

Boletín núm. 33 - Niños, niñas y Soberanía Alimentaria

Voces desde el campo

Viernes 2 de febrero de 2018, por Manu

Voces desde el campo: Testimonios de niños y niñas pertenecientes a comunidades productoras de alimentos

COLOMBIA

Mi nombre es Juan Simón Briceño Ávila tengo 7 años de edad, vengo de un pueblo llamado Barinitas en Venezuela, ahora vivimos en una vereda llamada Brasil en Viotá Cundinamarca, Colombia, vivimos en el campo y me gusta vivir ahí porque soy libre de caminar y jugar lo que quiero, mi juego favorito es los super héroes niños y con mis amigos de la escuela jugamos futbol. Mi plato favorito es la ensalada de huevo, con lechuga y zanahoria, los huevos vienen de las gallinas que tenemos en el corral detrás de nuestra casa, las lechugas vienen de la semilla que plantamos en la huerta y las zanahorias nacen de las semillas que también plantamos en nuestra huerta. Las lechugas están listas para ser cosechadas cuando están gorditas y tienen muchas hojas y las zanahorias cuando tienen hojas grandes y el pinito afuera (el cuello de la zanahoria), esta ensalada me gusta porque yo mismo la sé hacer, es un secreto como la preparo.

En la actividades de trabajo de la casa me gusta darles el maíz a las gallinas, aunque a veces cuando recojo los huevos se me caen y algunas veces se rompen, también le doy la comida a los conejos tenemos dos conejos Ramona y Pepe, Ramona es cariñosa pero a Pepe no le gusta que lo acaricien, a ellos les gusta mucho las hojas de una planta que se llama lengua de vaca pero hay otra planta que no le podemos dar porque es mala para ellos sus hojas son arrugadas y de color verde oscuro. También siembro maíz y frijol con mi mamá, estos maíces y frijoles son de muchos colores como un arcoíris y siembro papas con mi papá y mi hermanito Martin, nos gusta sembrar muchas cosas para siempre tener diferentes cosas para comer.

ESPAÑA

Mi nombre es Salome Schranz Moreno tengo 12 años, voy a la Escuela Los Doce Olivos en Órgiva, La Alpujarra (Granada, Andalucía). Nuestros amigos y mi familia vamos a un terreno para hacer un proyecto de huerto colectivo. Hace unos días fuimos allí por una razón: en el terreno habían crecido unas malas hierbas que nos impedían plantar. Entonces decidimos hacer un torna peón* en el huerto colectivo para ir más rápido. Yo me encargue de ocuparme de sus hijos porque como todos son como de la edad de 3 a 6 años y yo tengo 12 años.

Mientras los papas y mamas trabajaban quitando malas hierbas yo me ocupo de los pequeños. Primero les conté unos cuentos y luego los lleve a un parque cerca de allí. Jugamos, reímos, nos divertimos. A continuación llegó la hora de comer. Nos devolvimos al terreno para ir a comer, había tortilla, y todo tipo de cosas a base de verduras. Comimos y disfrutamos.

También vamos a esa tierra para hacer otras tareas como cosechar y plantar. Mi mamá, mi papá, Yvon y Raúl, que son dos amigos nuestros, mi hermano y yo, fuimos a cosechar las aceitunas todos juntos, incluso mi hermano que tiene 3 años. Cuando cosechamos lo hacemos de 10 a 5 o 6 de la tarde. De 10 a 10 y media preparamos las redes, de 10 y media a 13 y media cosechamos, de 13 y media a 14 y media comemos y descansamos y por ultimo de 15 a 17 o 18 seguimos cosechando. Pasados unos días llevamos la aceituna al molino y repartimos el aceite.

*El torna peón es: cuando alguien se ofrece para ayudar al amigo o a la amiga y le ayuda en su terreno o finca y después el que recibió ayuda le ayuda a su compañero."

FILIPINAS

Elsa Novo, presidenta de la NKP (Federación de Mujeres Aeta) y Fernando Luis, Director de área del Instituto para el Desarrollo de los Pueblos (Peoples Development Institute o PDI por sus siglas en inglés) llevaron a cabo unas entrevistas con tres preguntas: 1) Cuáles son tus platos favoritos; 2) Qué tareas de la producción de alimentos prefieres; 3) Cuáles son tus juegos y lugares favoritos para jugar y divertirte. Participaron en ella 10 niños indígenas Aeta de Zambales, con edades de 7 a 13 años, 5 de ellos eran niños y 5 niñas.

Elsa Novo, presidenta de la Federación de Mujeres de los pueblos indígenas Aeta de Barangay Oriental del monte Pinatubo, Municipio de Botolan, se encargó del taller sobre dibujo, y Fernando Luis tomó nota de las respuestas durante las entrevistas. De los 10 niños, 6 preferían los platos filipinos de carne, como cerdo sinigang, cerdo en adobo y pollo en adobo, mientras que los otros 4 preferían los platos de frutas y verduras filipinas como el pinakbet, kare-kare y otros.

En cuanto a la segunda pregunta relativa a actividades agrícolas, a 4 de ellos les gustaba plantar verduras, tubérculos y legumbre; 2 niños Aeta preferían regar las plantas y otros 2 desherbar, pero a 1 niño Aeta le gustaba arar y a otro le gustaba trabajar los terrenos baldíos.
Sobre la cuestión de los juegos, a 3 de ellos les gustaba el baloncesto y el badminton, y 7 niños y niñas Aeta preferían jugar a los juegos tradicionales, como el escondite y el juego chino de la cuerda.

Voces desde el campo 4 : Lactancia materna y soberania alimentaria para bebés y niños pequeños – la experiencia de india

Dr. JP Dadhich MD, FNNF [1]

La Estrategia Mundial para la Alimentación de los bebés y niños/as pequeños recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida, y seguir amamantando durante dos años o más, complementando adecuadamente la alimentación a partir de los seis meses. La lactancia materna es un método sostenible y soberano de proporcionar alimentos y nutrición a los bebés y niños pequeños, lo cual es vital para la supervivencia, salud, y desarrollo de los niños y para la salud de las madres.

En India nacen al año unos 25 millones de niños, de los cuales solo el 41,6% recibe lactancia materna en la hora siguiente al nacimiento. Además, únicamente el 54,9% de los niños de menos de seis meses de edad reciben lactancia materna exclusiva y sólo el 67,5% de los niños son amamantados todavía a la edad de 20-23 meses [2]. Esto significa que un elevado porcentaje de niños de menos de dos años se ve privado de su derecho a recibir un método de alimentación con soberanía y dependen de productos comerciales en su fabricación y comercialización. Esto es más crítico para los niños de menos de seis meses, porque el único alimento recomendable para ellos es la lactancia materna exclusiva.

El motivo que subyace tras la situación sombría de la lactancia materna es la falta de acción a lo largo de una década de diversos programas y políticas sobre la alimentación de bebés y niños pequeños. Esto se deduce del informe de la Iniciativa Mundial sobre Tendencias en materia de lactancia materna (WBTi por sus siglas en inglés [3]) , que refleja la necesidad de aplicar la ley de modo eficaz para proteger la lactancia materna (Ley sobre leches de sustitución [4]), universalizar la protección de la maternidad, proporcionar acceso a servicios de asesoramiento sobre lactancia materna, por parte de personal capacitado y formado, para todas las mujeres embarazadas y en lactancia, incluso durante circunstancias especiales como emergencias y VIH y supervisar y evaluar de modo eficaz los programas de lactancia materna.


[1Director técnico – Red de Promoción de la lactancia materna de India (BPNI por sus siglas en inglés) y miembro del Consejo Mundial de la Red Internacional de Acción Alimentaria infantil (International Baby Food Action Network, IBFAN)

[4Ley sobre las leches de sustitución, biberones y alimentos infantiles (Regulacion de la Producción, Suministro y Distribución), 1992 modificada en 2003 (Ley IMS por sus siglas en inglés)