Logo_Bulletin




[Nyeleni - Food sovereignty - Newsletter, Bulletin, Boletin]

Portada del sitio > Los boletines Nyéléni en español > Boletín núm. 46 - Presentando el mensaje de las comunidades de (...) > Boletín núm. 46 - Presentando el mensaje de las comunidades de (...)

Editorial

Boletín núm. 46 - Presentando el mensaje de las comunidades de pastores

Jueves 9 de diciembre de 2021, por Manu

Editorial
Presentando el mensaje de las comunidades de pastores, una voz del campo


Ilustración de Fernando Garcia Dory, European Shepard Network / WAMIP

Más de la mitad de la superficie de la Tierra son praderas y pastizales. Durante miles de años las comunidades pastoriles han domesticado animales y gestionado el ecosistema de forma sostenible, produciendo diversas culturas y sistemas alimentarios, adaptados y resilientes. Siempre ha habido una coexistencia del pastoralismo y la biodiversidad asociada.

El pastoralismo se basa en un uso extensivo del territorio, a veces de praderas, pero también bosques y tierras de cultivo después de las cosechas, tierras marginales y otros espacios que muchas veces son inadecuados para la agricultura.

Entre 200 y 500 millones de personas practican el pastoralismo a nivel mundial, en entornos muy variables, en todos los países del mundo, desde las tierras áridas del África subsahariana hasta el Círculo Polar Ártico.

Nuestro modo de vida ha existido desde tiempos inmemoriales, evolucionando junto con el paisaje. Pero hoy en día, el pastoralismo está más amenazado que nunca por la industrialización forzada de la ganadería. Tenemos que detener la pérdida de tierras de pastoreo, el “acaparamiento de tierras” y las restricciones a la movilidad que impiden mantener un sistema de pastoreo viable. Actualmente estamos definiendo una posible campaña sobre los Derechos de los Pastores.

Nuestra identidad y nuestra cultura están siendo erosionadas por políticas que no integran, ni entienden, ni siquiera reconocen suficientemente la existencia del pastoralismo. El escaso rendimiento económico y la falta de reconocimiento hacen que en algunas zonas los pastores jóvenes se vean forzados a dejar nuestro modo de vida o cambiar a formas de agricultura más intensivas. Estamos promoviendo una sección “Jóvenes” del WAMIP (Alianza Mundial de Pueblos Indígenas en movimiento, por sus siglas en inglés), ya que a menudo los jóvenes tienen dificultades para acceder a la tierra.

La adopción de las decisiones políticas se produce tras consultar poco o nada a las comunidades locales. Somos los usuarios tradicionales de la tierra pero se nos excluye sistemáticamente de las decisiones sobre la gestión de las tierras, incluso sobre la reintroducción o la gestión de predadores salvajes o la definición de zonas de conservación de la naturaleza. Las exigencias burocráticas, sesgadas hacia la producción ganadera intensiva, imponen a los pastores un papeleo enorme y poco realista.

Pero estamos organizándonos en federaciones en Europa y en todo el mundo, desarrollando redes regionales y obteniendo reconocimiento internacional de instituciones importantes. Nos esforzamos por defender los intereses de los productores locales e incrementar nuestra representación política. Estamos creando centros de investigación en colaboración con instituciones científicas, formando a los jóvenes y reforzando nuestras competencias.

WAMIP es una alianza de comunidades de pastores y de pueblos indígenas móviles en todo el mundo, y nuestro espacio común para preservar nuestras formas de vida, obtener nuestros medios de subsistencia y nuestra identidad cultural, para gestionar de forma sostenible los recursos de propiedad común y obtener el pleno respeto de nuestros derechos. Como movimiento de base independiente, trabajamos junto con otras organizaciones de la sociedad civil para influir en los responsables políticos a nivel nacional, regional e internacional, y en organismos supranacionales como la ONU y organizaciones subsidiarias como la FAO, el CDB, etc.

Luchamos contra esas tendencias y mantenemos nuestro modo de vida innovando y mejorando continuamente. Usamos razas locales para adaptarnos a un medio ambiente cambiante. Tratamos de aumentar la toma de conciencia de los consumidores y de venderles directamente. Utilizamos los nuevos medios para promover las tradiciones culturales locales y organizamos eventos festivos. Algunos de nosotros han negociado contratos para prevenir incendios, mantener los paisajes patrimoniales, y prestar otros servicios medioambientales. Somos embajadores del patrimonio cultural local, de la producción sostenible y la soberanía alimentaria.

European Shepherds Network

Descargar / ver el boletín Nyéléni núm. 46 aquí:

Presentando el mensaje de las comunidades de pastores, una voz del campo