Logo_Bulletin




[Nyeleni - Food sovereignty - Newsletter, Bulletin, Boletin]

Portada del sitio > Los boletines Nyéléni en español > Boletín núm. 47 - Pescadores artesanales: Luchas y movilizaciones > Voces desde el campo

Boletín núm. 47 - Pescadores artesanales: Luchas y movilizaciones

Voces desde el campo

Lunes 14 de marzo de 2022, por Manu

Voces del campo 1 – Reflexión de un joven pescador

Tylon Joseph, Red Caribeña de Organizaciones de Pescadores (CNFO), Granada

Soy un joven pescador y líder de los pescadores de la comunidad de Gouyave, la capital pesquera de una isla del Caribe llamada Granada. He pescado desde niño, lanzando líneas desde la orilla y desde nuestro embarcadero local. Capturaba jureles (o como localmente lo llamamos jacks), otras especies de Carangidae y pequeños peces de aleta en general. Mi padre es pescador profesional. De él aprendí mucho de lo que sé sobre la pesca y estar en ese entorno. He aprendido a apreciar mi comprensión innata del medio marino, gracias a ser pescador mientras cursaba la carrera de biología de conservación marina y de la vida salvaje en la Universidad de St. George. La pesca es lo que principalmente paga mi matrícula para asistir a la escuela. Al principio, nunca pensé en ir a la universidad, pero después de pasar unos 5 años pescando para ganarme la vida, me di cuenta de que mi país empezaba a retroceder rápidamente a pesar del desarrollo de la industria. Los sistemas y el personal del gobierno son escasos o inexistentes para ayudar a la industria a avanzar, los pescadores no participan en las grandes decisiones políticas y los exportadores locales a los que vendo empezaron a aprovecharse cada vez más de nuestros pescadores. Entonces decidí que, si quería construir un hogar y poder mantener a mi futura familia, tenía que dedicarme a otro campo, así que elegí uno cercano al pescado y la pesca.

Voces del campo 2 – Las luchas de los Pescadores artesanales. La perspectiva de una mujer pescadora artesanal en Brasil

Josana Pinto da Costa, Movimiento de Pescadores y Pescadoras Artesanales de Brasil (MPP), WFFP

Soy pescadora y vivo en la comunidad Amador en el municipio de Óbidos en el estado de Pará. Hablo desde la perspectiva de una pequeña pescadora. He sido testigo de las pérdidas en nuestros territorios y las mayores amenazas son la expansión de la agroindustria, las hidroeléctricas, la minería y la privatización de nuestras aguas. Como una manera de resolver el asunto, los trabajadores del sector pesquero nos hemos organizado colectivamente como Movimiento de Pescadores y Pescadoras Artesanales de Brasil (MPP). También nos hemos integrado al Foro Mundial de Pueblos Pescadores (WFFP) y actualmente soy miembro del comité coordinador. Tanto en el MPP como en el WFFP hemos asumido el desafío de lanzar el tribunal de los pueblos sobre el acaparamiento de océanos en el 2021 [1]. Reconocemos que éste es uno de los principales instrumentos de información y educación en la lucha contra el capitalismo en nuestras aguas. La relevancia del tribunal debe ser reconocida por todas las personas, impulsando nuestras luchas sociales y la conservación del medio ambiente. Nuestro objetivo es tener siempre tierras libres y alimentos sanos.

Voces del campo 3 - La perspectiva de alguien que no se dedica a la pesca sobre los pescadores artesanales

Ravindu Gunaratne, Sri Lanka

Vivo en una aldea donde la mayoría de mis vecinos y amigos viven de la pesca, pero yo no tengo nada que ver con la pesca. Vengo de una familia de clase media y estudio en la universidad. Desde mi perspectiva, la pesca a pequeña escala es diversa, dinámica, sujeta al sustento y cultura de las comunidades locales. Defiendo a los y las pescadoras artesanales y les apoyo para que mejoren. La industria pesquera contribuye a menos del 2% del PIB del país, pero la pesca a pequeña escala tiene gran importancia en la provisión de alimentos y también funciones sociales como la de generar empleo en las zonas rurales. La mayoría de la pesca a pequeña escala en Sri Lanka es tradicional. Yo me uno a los Pescadores a pequeña escala y entiendo el sector porque vivo en una aldea pesquera. En cuanto a los jóvenes, veo cómo ellos luchan con la pobreza y la falta de conocimiento. La pesca a pequeña escala es acorde con e medio ambiente, pero la basura y los residuos plásticos cerca de la costa son una gran amenaza. Trabajo con los y las jóvenes promoviendo el bienestar ambiental y sensibilizando a las personas sobre el hecho de que la pesca a pequeña escala produce daños reducidos al mar y al ambiente porque utiliza prácticas pesqueras que respetan la naturaleza. En cuanto a los retos que afronta la comunidad pesquera, pienso en el agotamiento de los recursos, el bajo rendimiento económico, la inseguridad alimentaria y nutricional y el estrés social y cultural entre personas indefensas. La pesca a pequeña escala es una profesión que promueve un sustento sostenible. A partir de mi trabajo con las comunidades de Pescadores artesanales he notado que las pesquerías a pequeña escala han recibido relativamente poca atención y apoyo por parte de nuestro gobierno. Se afirma que tanto la evaluación como el manejo de la pesca artesanal aumentaron sus esfuerzos para entender y desarrollar procesos, mecanismos y métodos adecuados a las problemáticas que afrontan los pescadores a pequeña escala. La promoción de la pesca a pequeña escala es muy importante, sobre la base de los principios de la justicia social, climática y económica, lo que empodera a nuestras comunidades pesqueras. Todas estas justicias forman parte de la soberanía alimentaria. ¡Yo defiendo la soberanía alimentaria!