Logo_Bulletin  

Boletín Nyéléni - ¡Ha llegado el momento de la Soberanía Alimentaria!

Suscribirse a nuestro boletín







La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo. Esto pone a aquellos que producen, distribuyen y consumen alimentos en el corazón de los sistemas y políticas alimentarias, por encima de las exigencias de los mercados y de las empresas (...) Declaración de Nyéléni

Nyeleni Europe
Logo_Bulletin


Boletín núm. 31 - Cuadros

Cuadro 1 - La Conferencia sobre los Océanos de la ONU, ¿conferencia de quién ?

Entre el 5 y el 9 de junio de 2017, los gobiernos de Fiji y Suecia fueron anfitriones de la Conferencia sobre los Océanos de la ONU en su sede central de Nueva York. Su objetivo era apoyar la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14, dedicada a la conservación y el uso responsable de los océanos, mares y recursos marinos para el desarrollo sostenible. Casi en cualquiera de los aspectos que nos paremos a mirar, se ha presentado los resultados como un gran éxito y, si te atreves a cuestionarlo, más vale que estés dispuesto a enfrentarte con la hegemonía. Empecemos a prepararnos.

Delante de la conferencia, el WFF y el WFFP explicaron la falta de intervención democrática en el proceso de creación de los ODS, y concluyeron que “el proceso de redacción, en el mejor de los casos, ha dejado a los movimientos de pescadores [WFFP and WFF]… al margen de la participación, mientras que se ofrecía un importante espacio de influencia al sector empresarial y a las grandes ONGs para informar de los objetivos a lo largo del proceso” (más sobre la declaración en el Cuadro 3). Por tanto, no es sorprendente que el compromiso con los derechos humanos haya estado especialmente ausente en el ODS14, mientras se hacía especial énfasis en la necesidad de más ciencias naturales, tecnología marina, desarrollo macroeconómico y Áreas de Protección Marina.

Por tanto, ¿qué clase de “punto de inflexión” ha sido esta conferencia, como sostenía el Secretario de Asuntos Sociales y Económicos de la ONU, Wu Hongbo ? ¿Ha significado un cambio fundamental en la forma en que las élites económicas y políticas gobiernan y controlan los recursos oceánicos ? ¿O ha sido una oportunidad para cambiar de marcha y hacer más de lo mismo pero con una determinación más acelerada ?

Si atendemos a los dos resultados principales oficiales de la conferencia (la Llamamiento a la Acción [1] y los 1372 Compromisos Voluntarios [2]), encontramos una respuesta muy precisa. La Llamada contiene en sí misma otras 22 llamadas específicas de las cuales una sola apunta específicamente a las pesqueras de pequeña escala : “(o) Fortalecer la construcción de capacidades y el asesoramiento técnico proporcionado a pescadores artesanales y de pequeña escala para el desarrollar de los países, permitir y apoyar su acceso a los recursos marinos y mercados...”. Sin embargo, no se indica en ningún momento cómo conseguirlo y la selección de palabras deja el campo abierto a cualquier interpretación. Como explicó en otra parte el WFFP [3], esto supone una puerta abierta a la privatización de las pesqueras y el desahucio de las comunidades pesqueras de pequeña escala. Además, esta llamada específica sólo se aplica a países en vías de desarrollo, cosa especialmente problemática considerando que las pequeñas comunidades pesqueras se enfrentan con las mismas amenazas en todo el mundo. La Llamada a la Acción será sometida a aprobación en la sesión 71 de la Asamblea General de la ONU.

En los ni más ni menos que 1372 Compromisos Voluntarios alcanzados sobre todo por gobiernos, empresas y organizaciones conservacionistas internacionales, 240 afirman apuntar al ODS14b : “Ofrecer acceso a los pesadores artesanales de pequeña escala a recursos y mercados marinos”. Aunque estos compromisos se dirigieran en la práctica al 14b, es importante fijarse en cómo. Cabe resaltar que sólo un puñado de ellas tratan de las Directrices Internacionales para lograr la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala, el instrumento internacional más accesible de de lejos para las pesqueras de pequeña escala respaldado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en el 2014.

Las retransmisiones y el informe oficial [4] de la conferencia aclaran un poco más la respuesta. En ellos, se hace especial énfasis en las Áreas de Protección Marina, la Economía Azul y la Ordenación del Territorio Marino, por mencionar algunos de los temas claves, todo lo contrario de lo que ocurre con las Directrices PPE y una aproximación a las pesqueras de pequeña escala basada en los Derechos Humanos. Para algunos, esto podría parecer chocante. Para otros, es lo que cabía esperar. Pero podríamos llegar a la conclusión de que los Jefes de Estado y Gobierno y los Representantes de Alto Nivel han acordado otra Llamada a la Acción y han abierto las puertas largo y tendido a actores no concernientes para informar y proveer financiación a los Compromisos Voluntarios que se pretenden implementar con el ODS14.

Así que quizás Wu Hongbo tenía toda la razón cuando decía que la conferencia sería un “punto de inflexión”. El proceso de implementación del ODS14, a través de una vaga llamada a la acción y compromisos voluntarios, se ha entregado a actores no estatales con suficiente capital y recursos humanos. Esta transmisión de soberanía de los cuerpos de las Naciones Unidas a empresas transnacionales empezó hace casi 20 años, pero el ODS sobre Océanos abre un nuevo capítulo en la captura empresarial de la gobernanza de los océanos sin precedentes. Por esta razón, FMPP y FMPTP lanzaron una Declaración de los ODS y la Conferencia sobre los Océanos de la ONU para exponer el escenario tendencioso que reinó en la Conferencia. Más abajo puedes leer el camino que están emprendiendo sus luchas.

Cuadro 2 - Implementación de las directrices internacionales para pesqueras de pequeña escala

Con la adopción de las Directrices para Pesqueras de Pequeña Escala (de aquí en adelante, Directrices PPE) del Comité de Pesqueras de la FAO, se ha reconocido po primera vez la importancia y la contribución de los pescadores de pequeña escala al sustento y la seguridad alimentaria, especialmente en algunas de las comunidades más remotas y pobres del mundo. Las Directrices PPE, basándose en las normas de derechos humanos internacionales, tienen unos propósitos globales y una cobertura holística, además de aplicar las pesqueras de pequeña escala a todos los contextos, poniendo el foco especialmente en las necesidades de las comunidades pesqueras de pequeña escala en países en desarrollo.

Los pescadores de pequeña escala no sólo han contribuido al borrador y al proceso de negociación de las Directrices, sino que también están teniendo un papel clave en encabezar la toma de conciencia y la implementación de estas Directrices. En los últimos 16 meses, los grupos de pescadores pertenecientes a los dos foros internacionales, el Foro Mundial de Pueblos Pescadores (FMPP) y el Foro Mundial de Pescadores y Trabajadores de la Pesca (FMPTP), con el apoyo del Colectivo Internacional de Apoyo al Pescador Artesanal (CIAPA/ICSF), el Transnational Institute (TNI) y el Centro Internazionale Crocevia organizaron 8 talles a nivel nacional y 3 a nivel subregional sobre las Directrices PPE y su implementación. Una de las cuestiones clave fue la sensibilización entre las organizaciones, pescadores de pequeña escala y artesanales y sus comunidades sobre acciones a nivel subregional, nacional y local así como el desarrollo de sus capacidades para aplicar las Directrices PPE en países piloto. De forma similar, el Grupo de Trabajo de Pesqueras del Comité Internacional de Planificación por la Soberanía Alimentaria (CIP) ha trabajado en convertir las Directrices PPE en una herramienta potente para los pescadores de pequeña escala. Las han resumido, simplificado y traducido a varios idiomas como el khmer, vietnamita laosiano, urdu, sindhi y kiswahili (swahili). También se han producido muchos materiales audiovisuales e infografías. Además, con la intención de resaltar la importancia del género en el sector, se encargó a CIAPA el desarrollo de una Guía de Implementación de Género que incluía la participación de la sociedad civil y movimientos sociales. Las Directrices PPE suponen un hito para millones de mujeres y hombres pescadores que trabajan en el sector a pequeña escala. Tanto las organizaciones de la sociedad civil como los gobiernos deberían implementar las Directrices PPE y contribuir a una puesta en marcha progresiva del derecho a una alimentación adecuada. Un ejemplo positivo es Tanzania. Tomando conciencia de la importancia del sector, el Gobierno de Tanzania se ha comprometido a utilizar las Directrices PPE como una herramienta para luchar contra el hambre y erradicar la pobreza, y se ha comprometido a incluir las Directrices PPE en el marco normativo nacional.

Cuadro 3 - Declaración del WFF y WFFP sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Conferencia sobre los Océanos de la ONU [5]

"[…] Nuestra solución :
Extendemos nuestro apoyo a la Organización de las Naciones Unidas, el cual se fundamenta en los valores que forman la base de la Carta de las Naciones Unidas : paz, justicia, respeto, derechos humanos, tolerancia y solidaridad. Para sustentar esos valores, cada país debería sacar más provecho de sus parlamentos, los gobiernos regionales, la sociedad civil y el poder ejecutivo de sus respectivos gobiernos para apoyar la gobernanza democrática a nivel nacional, sobre la que se fundó la ONU. Las Directrices Internacionales Para Garantizar la Pesca Sostenible En Pequeña Escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza (Directrices PPE 15 ), fueron aprobadas por el Comité de Pesca de la FAO en 2014. Estas Directrices PPE son el resultado de un proceso de desarrollo participativo y ascendente facilitado por la FAO que incluye a más 4,000 representantes de gobiernos, comunidades de pescadores en pequeña escala, el Foro Mundial de Pescadores y Trabajadores de la Pesca (WWF, por sus siglas en inglés) y el Foro Mundial de Pueblos Pescadores (WFFP, por sus siglas en inglés) y otros actores de 120 países. Su desarrollo se asemeja al proceso legítimo y democrático liderado por cada país miembro que se encuentra expuesto en la Carta de la ONU, y las directrices se fundamentan en los principios de justicia, respeto, derechos humanos, tolerancia y solidaridad y en los estándares y principios de los derechos humanos internacionales en el seno de la ONU. Expresamos nuestro reconocimiento y apreciación a la FAO por su hábil administración del proceso de desarrollo de las Directrices PPE.

En su 32ª sesión en julio de 2016, el Comité de Pesca (COFI, por sus siglas en inglés) de la FAO adoptó por unanimidad el Marco Estratégico Mundial (MEM) para facilitar la implementación de las Directrices PPE. El MEM tiene por cometido facilitar la interacción entre los gobiernos y la sociedad civil, al igual que apoyar la implementación de las Directrices PPE a todos los niveles promoviendo una visión común y un enfoque de implementación basado en los principios de las propias directrices PPE. Seguimos comprometidos en trabajar junto con la FAO para seguir desarrollando el MEM, el cual nos permitirá potenciar los principios clave de las Directrices PPE, con especial énfasis en un enfoque basado en los derechos humanos que se dirija a las industrias pesqueras a pequeña escala ; al reconocimiento y a la protección de los derechos de tenencia de las comunidades pesqueras a pequeña escala ; a los derechos de las comunidades pesqueras a pequeña escala en mantener el control y la gestión de la cadena de valor incluyendo tanto la comercialización local como la regional ; y que promueva la participación activa y efectiva de los actores de la industria pesquera a pequeña escala en la implementación de las Directrices PPE, en particular en las comunidades pesqueras a pequeña escala, incluyendo mujeres, jóvenes y pueblos indígenas.

Nosotros, representantes de cerca de 20 millones de Pescadores alrededor del mundo, vamos a continuar con nuestra cooperación constructiva junto con los gobiernos nacionales y la FAO en nuestro afán de implementar las Directrices PPE y desarrollar aún más el MEM. Instamos a los estados miembros de la ONU a trabajar con nosotros para garantizar de forma progresiva nuestro derecho a una alimentación adecuada y a otros derechos vinculados a este, al igual que a la protección del medioambiente. Mediante el desarrollo del MEM y la implementación de las Directrices PPE, es possible conseguirlo.”

[1] http://www.un.org/ga/search/view_doc.asp ?symbol=A/RES/71/312&Lang=S

[2] https://oceanconference.un.org/commitments/

[3] https://www.tni.org/files/article-downloads/human_rights_versus_property_rights_implementation_of_the_ssf_guidelines_es.pdf

[4] http://www.un.org/ga/search/view_doc.asp ?symbol=A/CONF.230/14&referer=/english/&Lang=S

[5] 4 de junio de 2017, este es un extracto de la declaración del WFF y del WFFP. Documento completo http://worldfishers.org/wp-content/uploads/2017/06/WFF.WFFP_.statement.NYOC_.June_.2017.ES_.pdf